Introducción

En el corazón de todo lo que hacemos están nuestros mensajes centrales que nos ha sido transmitidos por el Espíritu Santo y formados por más de 35 años de experiencia en su aplicación. Son una combinación única de verdades teológicas profundas, combinadas con pasos prácticos para la implementación. Después de todo, la verdad espiritual que no resulta en un cambio medible en el aquí y ahora todavía no se entiende claramente o es irrelevante. A continuación se muestra una breve descripción de cada mensaje central, junto con enlaces a medios relacionados. Haga Click aquí para ver un video resumen de lo que hacemos.

Axiomas, Presuposiciones, y Cosmo visión

Todo ser humano en la tierra opera con un conjunto de axiomas y presuposiciones. Los axiomas son los principios más básicos, las creencias subyacentes y los conceptos que forman el pensamiento de una persona. Las presunciones son las suposiciones subyacentes sobre la naturaleza de la realidad que afectan la forma en que alguien se acerca a pensar en una idea en particular. Juntos, estos crean nuestra visión del mundo.

Gran parte de los sistemas del mundo de hoy operan desde una visión del mundo que no se deriva de la verdad bíblica, y estamos viendo los resultados de esto en una variedad de desafíos culturales y sociales. Estos problemas pueden abrumarnos si no estamos viendo los problemas a través de la lente de una cosmovisión bíblica donde Cristo tiene respuestas integrales a los desafíos de este mundo. Para que los creyentes reclamen su lugar de influencia previsto en la cultura con las instrucciones de Dios para vivir, es absolutamente crítico que los cristianos establezcan una cosmovisión global que se base en los axiomas y presuposiciones de la Biblia.

Viviendo Strategicamente

Cuando entendemos y aplicamos los principios de Dios para vivir, revelamos su amor y relevancia práctica a todos los que encontramos. Las personas buscan a aquellos que saben cómo vivir bien, y la Biblia y el Espíritu Santo tienen las respuestas. Esta vida intencional en aplicación de los principios y la sabiduría de Dios, incluido su plan para cada persona, es lo que entendemos por vida estratégica.

Para que las personas puedan adoptar el enfoque bíblico para resolver los problemas del mundo, primero debemos ser capaces de demostrar y comunicar su poder. Dios y su Evangelio son inmensamente prácticos, pero con demasiada frecuencia no demostramos estas verdades ni sabemos cómo traducirlas al lenguaje secular. Esto requiere que nos codeemos con aquellos que no conocen o incluso pueden malinterpretar a Dios, trabajar junto a ellos y comprender su perspectiva.

Debemos ser capaces de relacionarnos completamente con la cultura e influir en la cultura sin perder nuestra identidad, para guiar a las personas a las respuestas de Dios a las preguntas que el mundo hace, en lugar de tratar de definir la pregunta para ellos.

Conozca mas de nuestro programa GoLife:Strategic Life Training

Liderazgo transformacional

Un líder transformador es alguien que ha sido y continúa siendo transformado personalmente a semejanza de Cristo y, a su vez, estimula la transformación en sus familias y comunidades. El mundo diría que el cambio ocurre de arriba hacia abajo, de afuera hacia adentro. Creemos que el cambio siempre comienza con el individuo de adentro hacia afuera.

A medida que nos transformamos, nuestros motivos se purifican y nuestro deseo de obedecer a Dios se convierte en nuestra prioridad. A través de la obediencia, dominamos las disciplinas de carácter y cultivamos un amor genuino por los demás. Este es el proceso que nos califica para el liderazgo de los asuntos de Dios.

Debemos alejarnos de la definición limitada de un líder como alguien que posee un determinado título o lugar de influencia y aceptar la realidad de que los líderes más efectivos son individuos que han pasado por una transformación personal y desean eso para los demás. Todos somos líderes –principalmente de nosotros mismos a través del autogobierno– pero también de otros si somos padres, gerentes de negocios, líderes de banda, etc.

Construyendo a la manera de Dios


Muchas personas usan la frase «estamos construyendo el reino de Dios», pero ¿qué significa eso realmente? En GoStrategic, nos gusta decirlo de esta manera: «Dios es un hombre de negocios y está construyendo un negocio familiar».

Cuando te convertiste en cristiano, te convertiste en un heredero conjunto en el negocio familiar y Dios te invita a hacer negocios hasta que regrese (Lucas 19:13). Este mandato se le da a cada creyente, no solo a aquellos en el mercado. Todo cristiano está llamado a ser un constructor en el negocio familiar de Dios.

Para convertirse en un constructor eficaz, debemos aprender y aplicar los principios que forman la base del negocio. Hay patrones en las Escrituras sobre cómo Dios construye, comenzando con una base de amor. A medida que trabajamos para extender el negocio familiar, nos conmueve principalmente el amor por los demás. Esto se convierte en la brújula de qué y cómo construimos en nuestros negocios, iglesias, comunidades y familias.

Conozca mas en: GoBusiness: Business Leadership School